Lo auténtico. Sin bobadas.

Hoy, después de mucho tiempo, he sentido que, por fin, podía hacer lo que me diera la gana, decir lo que me diera la gana, pensar lo que me diera la gana. Sí, parece que siempre lo hago, al menos en este mundo paralelo y extremadamente honesto de *mejorquebien, pero no es así. Puedo asegurar y aseguro que llevo semanas reteniendo mi más profundo deseo en una minúscula cápsula de acero sumergida en un lugar inhóspito de mi consciencia, allí donde nadie se ha atrevido a llegar nunca. Y si la escondí tan bien fue porque antepuse mi cobardía a mi propio anhelo.

Creí que tenía que luchar pero me rendí, creí que tenía que hablar pero me callé, creí que tenía que viajar pero me quedé quieta. Creí a los que me dijeron “es complicado que funcione” y me resigné en vez de gritar lo que realmente pensaba “¡Bobadas!”. Sí ¡Bobadas! Grandes y absurdas bobadas que nos llevan a estar lejos de lo que realmente queremos. Las mismas que nos hacen creer que estamos haciendo “lo mejor para el resto” aunque estemos haciendo “lo peor para nosotros mismos”. Las bobadas provocan que dejemos de creer en las cosas que son auténticas, en las cosas mágicas, en las cosas únicas que suceden contadas veces en la vida (o ninguna). Las bobadas nos atontan, nos distraen, nos acobardan y nos apartan del verdadero sentido del todo.
Hoy he decidido dejarme de bobadas. Voy a volver a lo intenso, a lo genuino, a lo explosivo. Voy a volver a creer, voy a hacerlo con todas mis fuerzas. Voy a ser natural, espontánea y disparatada de nuevo. Voy a decir, hacer y pensar lo que me de la gana. Voy a salir y explicárselo al viento. Le diré toda la verdad, le hablaré de lo que no olvido, de lo que no se rinde en mí, de lo que no desaparece. Hay millones de fugacidades por ahí y la certeza invariable escasea. Y me aferraré a ella. Intentar esconder esa verdad es esconderme a mí misma. Y no quiero sentir que me escondo nunca más.

10 comentarios en “Lo auténtico. Sin bobadas.”

  1. Creo que podría abrir otro blog con los motivos del cierre del anterior,pero no tengo ganas de vivir el pasado.El pasado sólo es una referencia y me merezco vivir el presente.Te seguiré leyendo!Un abrazo donde quieras que estés!

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter

Te mandamos todas las novedades de Mejorquebien Ediciones a tu correo.

You have Successfully Subscribed!