Uno, dos, tres…

Si en tu camino encuentras un cruceSi en tu travesía una ola te acechaSi en tu ruta te hieres con una rama Piensa que hay alguien en el mundo que no puede:Escoger el camino por sí mismoSurcar el mar en busca de aventurasSanar y cicatrizar sus heridas Por eso siéntete afortunado, porque tú puedes:Tomar tus propias decisionesViajar a lugares nuevosAndar, caerte y levantarte… La moneda tiene dos carasY, a veces, con tirarla de nuevo puede cambiar tu suerte¿Te atreves?

Son dos días (no lo digo sólo yo)

Cuando te dejan tirao con dos palmos de naricesCuando lo has hecho mal pero no sabes muy bien qué hicisteCuando quisieras volver pero no quieren volverte a ver. Ponte una soga al cuello y engánchala de una vigaTan una muerte horrorosa que se arrepienta toda la vidaO échale caña al vivir que son dos días y tres cafésÉchale caña al vivir que son dos días….

Dedicado…

A la guapa chica de azulAl amigo encantadorA la marchosaAl cariñoso y empalagosoAl sugerenteA la que me escuchaA la que ha vivido lo mismoAl que me dijo «¿llevas mucho esperando?»Al niño que aprende las horasA la ciudad de acogidaAl quinteto de música clásicaA la Latina y sus costumbresA las camisetas rosasAl que no tiene complejosA la que me dice «Guapa!»A todos vosotros¡¡¡¡Gracias por un fin de semana estupendo!!!!!!

Reconciliada con el maestro

Querido poeta de imposibles: Comienzo esta misiva pidiendo tus disculpas por este tiempo de ausencia. Me perdí. Fue el corazón. Se rompió. Y tu presencia recordaba su ausencia. Te aparté de mí, de mis oídos, de mi alma. No supe ver lo injusta que era. Pero ahora he vuelto. Has hecho que vuelva a tí. Con tus mensajes de melancolía esperanzadora. Ya no me duelen, me hacen más fuerte y me recuerdan quien soy y quien quiero ser. Eres pasado, presente y futuro. Sigo recordando cuando te conocí. Creí que por tí no iba a cambiar y ¡mirame ahora! Soy … Seguir leyendo…

Lo que yo quiero

Quiero subirme a una escalera para tocar las nuves…Quiero rebañar con el dedo un cazo de chocolate caliente…Quiero recibir un anónimo que me haga ruborizar…Quiero una habitación llena de globos… Quiero construir un castillo de arena…Quiero que mi mirada te ilusione…Quiero «despensar», «dessufrir», «despenar»… ¡Quiero que no haga falta decir lo que quiero!

Sólo, sin más…

Fuera hace calor, la noche cae y la calle desaparece…Busco algo con la mirada, se me ha pasado por la mente recordar los viejos tiempos. El poster del festival de cine de San Sebastian invade todavía la pared del cuerto amarillo. Sobre la palabra «Zabaltegui» una niña se divierte en la playa, como yo cuando era una cría, con mi mochila de plastico llena de instrumentos indispensables para realizar los más grandes y maravillosos castillos de arena. Con la verguenza subida por ir desnuda entre tanta gente. Pero capaz de pasarlo en grande todo el día entre los chapoteos en … Seguir leyendo…

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter

Te mandamos todas las novedades de Mejorquebien Ediciones a tu correo.

You have Successfully Subscribed!